Sin Categoría

Mercadillos de Navidad

Mercadillos Especialidades gastronómicas

BLOG > DMC Alemania

Publicado 07.12.2021 | Juan S. T. Urruzola

Mercadillos de Navidad. Leer

Visitar los mercados navideños en el tiempo de Adviento es una tradición muy arraigada en Alemania. A la gente le gusta ir al mercado con la familia y los amigos para dar un paseo, comprar en los puestos o beber un vaso de vino caliente.

Estos populares mercados tienen su origen a finales de la Edad Media: se establecían justo al inicio del invierno para que la población pudiera abastecerse de productos. En el siglo XIV los tejedores de cestas también vendían sus productos allí, los pasteleros traían dulces y se comerciaba con juguetes de madera y otras artesanías. Ya en aquel entonces podían encontrarse también puestos de almendras. Hoy, tostadas y confitadas, siguen estando presentes en todos los mercados. La oferta gastronómica que estos ofrecen en la actualidad, sin embargo, no se limita a frutos secos, dulces o chocolates, sino que explora una gran variedad de recetas típicas y representa uno de los mayores atractivos para los visitantes.

Los mercados de Navidad terminen con el inicio de la Navidad y algunos mercadillos lo alargar hasta el 31.12.2021, aunque no la mayoría. Actualmente, Sajonia y Baviera ha cancelado sus mercadillos, pero el resto del país los celebra con restricciones especiales y aforo reducido.

En cultour-incoming, por ejemplo, hemos podido hacer realidad viajes a medida durante el Adviento en la zona de Frankfurt y alrededores, en Düsseldorf y en Berlín, donde a pesar de las restricciones 2G los viajeros han optado por disfrutar del Puente de la Constitución.

A continuación hacemos un repaso de algunos de los platos, postres y productos más típicos:

Codillo

Es una de las especialidades alemanes más internacionales, y que no puede faltar en ningún mercado de Navidad, es el codillo de cerdo. En el norte de Alemania -especialmente en Berlín- se hierve en agua y en el sur se asa a la parrilla. El nombre en alemán, Eisbein (pierna de hielo), proviene de la época en que el hueso se usaba para fabricar las cuchillas de los patines que servían para deslizarse sobre el hielo.

Salchichas

La gastronomía alemana está marcada por los potentes sabores de una gran variedad de salchichas. El concepto de bratwurst se refiere justamente a este plato, que se elabora con carne de cerdo embutida en tripa natural. Existen más de 1.500 tipos de salchicha. Se trata de un alimento muy popular en el país que se consume tanto en los hogares como en los mercados navideños o restaurantes. Suelen asarse en la parrilla, para acentuar su sabor, y acompañarse con  mostaza, chucrut o puré de patatas.

Salchichas alemanas en mercadillos de Navidad | Foto de istockbygettyimages

Kartoffelpuffer

Hay muchas recetas diferentes de panqueque de patatas, según la región. La receta es básicamente una masa creada con la mezcla de de patatas ralladas, huevos y cebollas. La masa se fríe en la sartén y, a menudo, se sirve con puré de manzana.

Vino caliente

El vino caliente es protagonista de casi todas las visitas al mercado navideño. Las naranjas, el jugo de bayas, la canela y el vino tinto son componentes esenciales de la deliciosa bebida de invierno. En ocasiones se le agrega otras especias como clavo o anís estrellado. También se puede encontrar Glühwein blanco, en lugar de tinto. Aquellos que prefieren la variante sin alcohol suelen optar por el sabroso ponche de manzana. Bebidas para entrar en calor, extremadamente populares entre jóvenes y mayores.

Vino caliente o Glühwein, bebida típica que se encuentra en los mercados de Navidad en Alemania | Foto de istockbygettyimages

Crepes

Los crepes, aderezados con plátanos y chocolate caliente, y opcionalmente con crema de nueces y turrón, son una verdadera tentación para los golosos. Casi nadie puede resistirse a este delicioso postre de invierno. También se pueden disfrutar en su versión salada, rellenos de queso, jamón o champiñones.

Manzana al horno o confitada

Todos los años, en los mercados navideños, se ve la misma escena: niños parados ante los puestos de dulces, con los ojos bien abiertos y señalando una manzana confitada. Es un postre típico que se prepara bañando la manzana en una dulcísima salsa de almíbar. Una variante de esta receta, que además nos ayuda a entrar en calor, es la manzana asada al horno, rellena de cerezas, almendras, arándanos y pasas, y regada con salsa de vainilla.

Mutzen

Los mutzen son una dulce tentación originaria de Renania. La repostería renana se come tradicionalmente en el Carnaval o en las semanas previas a Navidad. La masa para las galletas se aplana, se corta en forma de rombo, se hornea o se fríe y se espolvorea con azúcar en polvo. Es el clásico capricho dulce que está presente en todos los mercados navideños.

Juan S. T. Urruzola | Guía de Alemania