Los 100 años de la BAUHAUS

Alemania celebra este año 2019 el centenario de la escuela de arte, arquitectura y diseño que nunca ha dejado de estar a la orden del día, sino que además, crea tendencia cien años después de su instauración: la BAUHAUS.

Edificio de la BAUHAUS en Dessau, Alemania y Patrimonio de la Humanidad desde 1996

Este movimiento encabezado por Walter Gropius y Johannes Itten, se remonta a 1919, cuando tras instaurarse la República de Weimar, se basan las primeras creaciones de esta disciplina BAUHAUS. Destaca la simplicidad revolucionaria y la tendencia como necesidad en unos años duros, donde se buscaban soluciones que intercalaban arte, tendencia y usabilidad.

Contexto histórico y razón de ser de la BAUHAUS.

Ya desde finales del s. XIX, con la creación de la Escuela de Bellas Artes y Artes Aplicadas del Gran Ducado en Weimar, se empezaron a ver referencias que inspiraron a Henry van de Velde, y que serían claves para el desarrollo del art nouveau. Será este mismo autor el que promueva la Escuela de Artes y Oficios en el 1902, con edificios de grandes ventanales, donde el arte decorativo será su aliciente para buscar la utilidad de lo cotidiano.

Tras la Primera Guerra Mundial, y las carencias para la población, la devastación y la pobreza despertó las ansias de unos autores extravagantes de dar un poco de orden a los años posbélicos. Su principal demanda era crear edificios con menos ornamentos, siendo más simples pero al mismo tiempo más útiles. Así, estandarizar un tipo de vivienda con el mismo formato para todo el mundo con espacios más funcionales para el día a día que conllevaría al aprovechamiento de las casas para vivir mejor.

Este era el sentido de la Escuela de la Bauhaus, que en 1919, será fundada por Walter Gropius, cuyo lema es que la forma sigue a la función, así todas las artes creativas deben buscar la utilidad. Una corriente que destacó por su entusiasmo por el cambio, creando una armonía urbanística y social a nivel construcción de viviendas. Pero no solo en este sentido destaca su labor, sino que también este caracter de utilidad y decoración se ha empleado en los diseños de muebles y elementos decorativos para la vida diaria como las lámparas Kandem.

Este tipo de inventos, han sido revolucionarios en la época, por su uso cotidiano, así como el papel tan relevante de las mujeres a la hora de pertenecer a un movimiento intelectual destacado. Serán así creadoras como Marianne Brandt, Anni Albers o Gunta Stölzl, las figuras femininas a las que debemos también parte de este desarrollo del diseño que conocemos hoy en día.

Durante la represión nazi a partir de 1933, la Escuela Bauhaus fue paralizada, de forma que sus trabajos y esfuerzos fuesen restringidos en su función. Aún así, esto no fue motivo para que esta tendencia esté vigente en nuestros tiempos, sino que ha persistido durante 100 años, siendo una forma de ver el futuro prematuro de lo que sería la organización arquitectónica actual.

Las principales ciudades alemanas de la BAUHAUS: Weimar-Dessau y Berlín.

WEIMAR: La cuna de Goethe y Schiller, acoge edificios de gran importancia arquitectónica como la Universidad de la Bauhaus o la Haus Am Horn, de Georg Muche, antiguo profesor Bauhaus, con una influencia total bauhasiana. La urbe clásica de Weimar alberga mucha cultura, siendo su casco histórico Patrimonio de la Humanidad.

Plaza de Weimar- Con las figuras de Goethe y Schiller

DESSAU: es la segunda cuna del legado de Gropius, acoge la Escuela de la Bauhaus, diseñada por este último y forma parte de la herencia cultural del Patrimonio de la Humanidad desde 1996. Una parada obligada para los que busquen realizar esta mini ruta arquitectónica por Alemania. Además, entre sus edificios imprescindibles nos encontramos: el Museo de Técnica de Hugo Junkers, donde ver las obras técnicas punteras del s. XX en aviones y motores. La exposición de la Casa Gropius, así como la exposición del edificio de la Bauhaus son los highlights a destacar en esta visita.

BERLÍN: la capital alemana celebra también este centenario con diversas exposiciones como la BAUHAUS IMAGINISTA en la Casa de Culturas del Mundo o el Martin Gropius Bau. Proponemos realizar una panorámica especializada en arquitectura por varios de los puntos de la ciudad que combine el contraste urbanístico por el cual se caracteriza Berlín. Será en esta misma ciudad, donde se recoja el legado de Gropius, diez años más tarde de su muerte, en el 1979 con la creación del Archivo de la Bauhaus. Esta institución se está preparando para reabrirse con una magnitud tres veces más grande de su edificio original, recogiendo no solo archivos y documentación de la Escuela, sino también acoger obras menos conocidas y ofrecer talleres que ayuden a conocer de cerca su obra.

City-Break a Berlín-Weimar-Dessau:

Nuestra agencia de receptivo en Alemania, ofrece una escapada con temática BAUHAUS, que recoge de forma muy personalizada la visita de estas tres ciudades, donde visitar no solo la cultura que abarca el trío urbes, sino también un conjunto de exposiciones e itinerario especializado en arquitectura.