Skyline de Colonia, Alemania, desde el río Rin | Foto de istockbygettyimages

Colonia, la ciudad a orillas del Rin

Colonia La ciudad a orillas del Rin

BLOG > Colonia, la ciudad a orillas del Rin

Publicado 06.10.2020 | Celia Martínez

Colonia, la ciudad a orillas del Rin Leer

Parece ser una idea comúnmente aceptada que los ciudadanos de Colonia tienen un carácter especialmente alegre y abierto, espíritu que se transmite al tipo de vida de la ciudad, sus costumbres y su atmósfera.

La ciudad de Colonia, hoy la cuarta más grande de Alemania, es centro económico y cultural, pero si se asocia a esta ciudad con algo es con su famoso Carnaval, considerado “la quinta estación del año”. Al iniciarse la Cuaresma, las calles de la ciudad se llenan de desfiles de carrozas y todo tipo de disfraces extravagantes. Bailes, risas y gritos de “Alaaf!” y “Helau!” invitando al brindis y al disfrute. Durante varios días, la ciudad se llena de música y un constante estado de euforia y celebración que lleva a muchos a afirmar que “si has visto el desfile es que no has estado en él”.

Pero Colonia, la ciudad de Konrad Adenauer o Jacques Offenbach, es mucho más. Es centro económico y comercial, ubicado en una de las zonas con más industria de Alemania. A pocos kilómetros de Bonn, capital de la antigua República Federal Alemana, fue además ciudad natal del Canciller Adenauer. Se convirtió así en uno de los referentes que mejor representaron el concepto de Milagro Económico Alemán en cuanto a su modernidad, crecimiento y desarrollo.

Ciudad de Colonia en Alemania | Foto de istockbygettyimages

Referente histórico y cultural

Sin embargo, su historia comenzó hace 2000 años, y aún hoy, sobreviven algunos ejemplos que son muestra de la relevancia de Colonia durante la Edad Media, como el Ayuntamiento o las doce iglesias románicas de su casco histórico. La ciudad fue devastada por la guerra, especialmente a partir de 1942, pero si hay algo que destaca en la silueta de esta metrópoli construida a orillas del Rin, es su majestuosa Catedral.

En el s. XII, el Arzobispo de Colonia trajo de Milán las reliquias de los Reyes Magos a este templo, pero era tal la cantidad de peregrinos que lo visitaban, que se decidió hacer una catedral mucho mayor y más monumental. Se convirtió así en un templo que pudieran divisar desde lejos todos los cristianos, llegando a ser, en varias ocasiones, el edificio más alto del mundo. Tras siglos de construcción, se terminó finalmente en 1880.

Hoy es corazón geográfico y espiritual, y el principal símbolo de la ciudad por su importancia religiosa, arquitectónica y artística. En sus vidrieras, se dan la mano pasado y presente, ya que el templo cuenta con un diseño de Gerhard Richter, el artista vivo más cotizado en la actualidad. Este interés por el arte contemporáneo ha sido una constante en la evolución de Colonia, algo que se pone de manifiesto en el mejor museo de la ciudad: el Museo Ludwig, fundado en 1976 y considerado una de las mecas europeas del arte posmoderno. Su colección abarca obras desde el Expresionismo hasta el Arte Pop.

Detalle de la Catedral de Colonia | Foto de istockbygettyimages

El Rin, uno de los principales atractivos

Pero como toda ciudad fluvial, uno de los principales atractivos de Colonia es su río. El Rin, considerado en el s. XIX como el elemento que personificaba la identidad alemana, es uno de los más importantes ríos de Europa. Fue vía de distribución y una de las principales líneas comerciales de Alemania.

En el casco histórico de Colonia se puede disfrutar del Rin y de su entorno en lugares como el Fisch Markt, salpicado de pintorescas casas de colores, terrazas y cervecerías a orillas del río en las que saborear la cerveza de la ciudad: Kölsch.

Pero para los que quieren aprovechar el Rin para conocer otras localidades, existe la posibilidad de realizar diferentes rutas por el río a lugares como las Siebengebirge, Coblenza, Maguncia o Rüdesheim. Muy buena gastronomía y vino Riesling en localidades declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ubicadas en un entorno de viñedos y fortalezas medievales.

Rutas por el río Rin: la ruta de las Siebengebierbe | Foto de istockbygettyimages

Celia Martínez | Guía de ruta por Alemania

El Norte de Alemania

El Norte De Alemania

BLOG > El Norte de Alemania

Publicado 31.07.2020 | Celia Martínez

El Norte de Alemania Leer

La Alemania desconocida para el viajero internacional

Algunas ciudades del Norte de Alemania parecen compartir una estética y tradición comunes: el espíritu de lo marino, historias y aventuras de navegantes o la sed por abrir horizontes nuevos. Todo esto ha favorecido la entrada de diferentes influencias dando un resultado similar. A medio camino entre los cuentos de hadas, las leyendas de piratas, los castillos encantados y los mitos nórdicos, todas comparten un mismo espíritu debido al papel que ha jugado la presencia del agua.

Bremen

A orillas del río Weser se encuentra la ciudad de Bremen, que junto con Bremerhaven forma el estado más pequeño de Alemania. Hoy es uno de los municipios más cómodos de visitar, donde se pone de manifiesto el concepto de schön klein, como una ciudad no muy grande, bonita y manejable. Su ambiente estudiantil y su tradición comercial confieren a Bremen una atmósfera de mezcla y aperturismo. Fama quizá alimentada por la obra de los hermanos Grimm, en la que un grupo de animales que ya no son útiles a sus dueños deciden convertirse en músicos y hacer fortuna en Bremen.

Los músicos de Bremen en referencia a los hermanos Grimm | Foto de istockbygettyimages

Como resultado de su tradicional actividad comercial, destacan calles como la famosa Böttcherstrasse, de estilo expresionista art nouveau encargada por un comerciante y que se caracteriza por su trazado sinuoso de edificios de ladrillo rojo. Otro conjunto de calles, conocido como Schnoor, es un barrio ribereño que ha cambiado mucho en los últimos años. La palabra Schnoor  hace referencia al modo en que las casas rurales de los s. XV y XVI se fueron concibiendo en forma de ristra o cordón a lo largo de los callejones. El barrio, originalmente dedicado a comerciantes, artesanos o pescadores, es hoy una de las zonas con más encanto de Bremen. Un laberinto de calles tortuosas en el que perderse entre sus cafés, restaurantes y exquisitas tiendas.

Lübeck

Lübeck parece sacada de un cuento de hadas, cuya emblemática Holstentor da la bienvenida a la ciudad antigua (Altstadt). Tras esta puerta de estilo gótico báltico discurren sus casas medievales de antiguos mercaderes con el pronunciado estilo que definen sus chapiteles, delineando lo que llaman la “corona de Lübeck”.

Holstentor de Lübeck | Foto de istockbygettyimages

Marcada también por su fuerte tradición comercial como corazón de la Liga Hanseática, la arquitectura de ladrillo rojo es protagonista en esta ciudad, por ejemplo, en el conjunto de edificaciones ubicadas en la ribera del río. Es el caso de los famosos Salzspeicher, empleados como almacenes de sal para conservar arenques, artículo esencial en el comercio hanseático. Pero si algo tiene un encanto especial es su plaza principal, o Markt, considerada una de las más bonitas de Alemania. Es con frecuencia descrita como un “cuento de hadas en piedra”, con su característica Iglesia de María y el Ayuntamiento. En ella se encuentra además el famoso Café Niederegger, institución de 1806 especializada en el mazapán, producto típico de la ciudad y donde se realizan talleres personalizados para realizar mazapán.

Lübeck es considerada la primera ciudad antigua de Europa del Norte en ser nombrada Patrimonio de la Humanidad. Tal distinción llegó en 1987 por la conservación del carácter preindustrial en su centro medieval.

Wismar

Esta ciudad del estado de Mecklenburg-Pomerania es una de las seis ciudades hanseáticas alemanas. Se encuentra situada a orillas del mar Báltico, en la bahía de Wismar, y a pesar de haber sido bombardeada en doce ocasiones durante la Segunda Guerra Mundial, es también Patrimonio de la Humanidad desde el año 2002.

Tras la guerra de los Treinta Años, estuvo bajo dominio sueco, lo cual se puede apreciar en las coloridas “cabezas suecas” y otros rasgos que se encuentran en algunas calles. Sin embargo, su espíritu es esencialmente hanseático, con edificios de ladrillo rojo, cuidadas calles empedradas y fachadas decoradas con gabletes.

Canal y calles características de Wismar, ciudad hanseática de Alemania | Foto de unplash
Canal y calles características de Wismar, ciudad hanseática de Alemania | Foto de unplash

Por la presencia de canales en la ciudad, Wismar conserva una apariencia “de postal”, algo que la ha convertido en una localización muy popular entre directores de cine. Ya en 1921, F. W. Murnau filmó en esta ciudad varias escenas del clásico expresionista alemán Nosferatu.

Schwerin

Capital de Mecklenburg-Pomerania y una de las ciudades más bellas de la región. Caracterizada por un paisaje salpicado por doce lagos, su centro histórico es una mezcla de arquitectura de los s. XVI y XIX. En ella lo más característico es el Castillo de Schwerin, que se encuentra rodeado de agua y jardines. Fue la residencia de los Duques de Mecklenburg y en él se encuentra hoy la sede del Parlamento regional (Landtag). Este destino, es una buena excursión para cruceristas de ruta por el Mar Báltico que amarran en Rostock o Warnemünde.

Palacio de Schwerin en el Norte de Alemania | Foto de pixabay

De entre las ciudades de la antigua Alemania Oriental, Schwerin sigue siendo una desconocida, pero sorprende y maravilla a cualquiera de sus visitantes.

Celia Martínez | Guía de Alemania

Programación Alemania 2020/2021

Programación Alemania 2020/2021

BLOG > Programación Alemania 2020/2021

Publicado 03.07.2020 | Maria Miguel

Programación Alemania 2020/2021 Leer

German Travel Mart

Del pasado 22-24 de junio participamos en el German Travel Mart (GTM), que por primera vez en la historia se celebraría de forma virtual. El workshop, organizado por Turismo de Alemania, está dedicado al turismo receptivo para el destino de Alemania y suele celebrarse anualmente en una ciudad diferente del país. 

Como en otras ocasiones, tuvimos la oportunidad de saludar a clientes fieles, así como de generar nuevos contactos interesados en el destino de Alemania. A pesar de la situación a la que nos ha conducido la pandemia del covid-19, los profesionales del sector se mantienen positivos para la temporada del 2021 y creen que el viajero, aunque cauteloso al principio y hasta que no se regulen las conexiones aéreas, no va a perder las ganas de viajar. Tanto asesores de viajes como proveedores coincidimos en la capacidad que tenemos los seres humanos de adaptarnos a nuevas normas de seguridad e higiene, mientras nos permitan una movilidad como la hemos disfrutado justo antes de la pandemia. A pesar de este intercambio de opiniones, todos llegamos a la conclusión de cuál será la tendencia de la demanda: precios competitivos pero grupos más pequeños, más exclusivos, más personalizados y un valor más alto al turismo de calidad.

German Travel Mart
Germany Travel Markt | Turismo de Alemania

Aprovechamos la GTM para presentar nuestra programación del 2021. Nuestra operativa de tours regulares en español por Berlín mantiene las mismas tarifas y frecuencia de tours. En nuestros viajes a medida seguimos apostando por los viajes musicales, coincidiendo con la ampliación del año Beethoven en Alemania también en 2021, los cuales van acompañados de la guía local y musicóloga Celia Martínez, y por los viajes de autor, con itinerarios diseñados y llevados a cabo por nuestros guías locales más especializados.

Actualmente, estamos en la última de las fases del desarrollo tecnológico de nuestra interfaz B2B, una plataforma propia pensada para ahorrar tiempo tanto al asesor de viajes como a nosotros, como receptivo. Con la plataforma damos la opción de contratar en free sale nuestro producto propio, tours regulares y visitas guiadas privadas en Berlín, además de nuestros servicios sin intermediarios como los traslados por las principales ciudades de Alemania. Es más, como novedad, nuestros paquetes plaza a plaza 2021 para agencias de viaje estarán disponibles muy pronto en la interfaz. Los paquetes han estado elaborados para fechas destacadas en destinos como Hamburgo, Selva Negra, Múnich, Dresden y Berlín.

Semana Santa en Hamburgo
Semana Santa en Hamburgo | Paquete en el hotel Scandic Emporio
Series en julio y agosto. Selva Negra
Series en julio y agosto | Selva Negra desde Stuttgart

A pesar de haber invertido nuestra energía en diseñar toda la programación para la próxima temporada, siguen en pie los grupos de mercadillos para los destino de Berlín y Múnich en el Puente de la Constitución. Contacta con nuestro equipo de ventas para consultar por los detalles y condiciones de reserva.

Maria Miguel | Directora General

El Año Beethoven se celebra en Alemania | Cultour Incoming

El Año Beethoven Se celebra en Alemania

BLOG > El Año Beethoven se celebra en Alemania | Cultour Incoming

Publicado 28.05.2020 | Celia Martínez

El Año Beethoven se celebra en Alemania | Cultour Incoming Leer

Ruta por Frankfurt, Colonia y Bonn para celebrar el año Beethoven

El Año Beethoven se celebra en Alemania (BTHV2020) y eso implica entender la complejidad de un hombre que fue más que un compositor: Ludwig van Beethoven fue músico -en todas sus facetas-, revolucionario, artista independiente, genio romántico y símbolo de transición. Europa, y especialmente Alemania, se han embarcado en una serie de homenajes al compositor de Bonn a lo largo de este año 2020: la interpretación de todas sus obras, proyecciones de cine, exposiciones o visitas guiadas son algunas de las opciones que ofrecen para acercarse a la figura de un hombre que marcó el cambio de siglo y que dejó un legado incomparable en la historia cultural europea.

El Año Beethoven se celebra en Alemania en diferentes ciudades

Siguiendo el camino de Mozart, el padre de Beethoven, Johann, quiso hacer de su hijo el nuevo niño prodigio de Europa. Así, organizó un concierto para el 26 de marzo de 1778 en una sala de conciertos en Colonia, arzobispado al que pertenecía Bonn, su ciudad natal. El abuelo de Ludwig y su padre eran músicos de la Musikkapelle de Colonia, con lo cual el joven Beethoven nació y creció en un entorno de una casi omnipresencia musical. A pesar de que su padre dijo que tenía 6 años -cuando en realidad tenía 7-, este primer concierto dejó patente las posibilidades del niño hacia la música. Con el paso de los años, Johann trató a su hijo con dureza y violencia para que dedicase su vida a la interpretación, lo cual podría haber provocado en él el efecto contrario. Sin embargo, el joven Ludwig abrazó el hecho musical en todas sus facetas, llegando a ser, más que un compositor, un músico.

El Año Beethoven se celebra en Alemania | Foto: Creative Commons

El espíritu revolucionario en Beethoven

Y es considerado por muchos un músico revolucionario, que defendió y se dejó inspirar por el espíritu que trajo el cambio de siglo y el Romanticismo musical. El año 1800 fue para Beethoven el inicio de su composición sinfónica, y fue a través de su Tercera Sinfonía como expresó el espíritu de la Revolución Francesa y el desencanto que sintió hacia Napoleón. Poco antes de su estreno, cambió el nombre de la sinfonía de “Bonaparte” a “Heroica”. Esta tercera sinfonía, considerada la primera gran obra sinfónica de Beethoven, será interpretada por la WDR Sinfonieorchester los días 18 y 19 de septiembre en la Filarmónica de Colonia. 

También la Alter Oper de Frankfurt ha programado esta tercera sinfonía para el 26 de noviembre, así como la sexta, más conocida como “Pastoral”, para el día 25 del mismo mes. Su espíritu innovador le hizo además tener una aproximación a la religión libre y casi revolucionaria. En alguna ocasión llegó a afirmar: “Beethoven puede escribir música, gracias a Dios, pero no puede hacer más en la tierra”, de lo cual se desprende su experiencia de fe, si bien permaneció siempre al margen de ritos eclesiásticos y autoridades religiosas. Su obra sacra más importante llegó en la última etapa de su vida: la Missa Solemnis, pieza coral estrenada en 1824 que también la Alter Oper ha programado para los días 15 de noviembre y 8 de diciembre.

Alte Oper Frankfurt | Fuente de istockbygettyimages
El Año Beethoven se celebra en Frankfurt – Alte Oper Frankfurt | Foto: Istockbygerryimages

Y para quienes quieran disfrutar de la amplia composición para cuerda de Beethoven, esta ópera de Frankfurt dedica un ciclo de cuartetos los días 8 y 22 de octubre y el 26 de noviembre. Entre otras piezas, el cuarteto Quatuor Ébène interpretará la famosa Gran Fuga, otra de las obras del músico que supuso un desafío estético y formal y que no fue entendida en su momento, algo que muchos achacaron a lo avanzado de su sordera. En realidad, la obra incorporaba una consciente y destacada innovación armónica, una ruptura formal y la introducción de notas disonantes.

Bonn, la ciudad que vio nacer a Beethoven

La obra de Beethoven, y su propia personalidad, siempre fueron un desafío, incluso desde sus primeros años en Bonn, la ciudad que lo vio nacer y la que este año ha volcado casi todas sus energías en recordar y celebrar al mejor músico de la historia alemana. Una de las principales actividades organizadas por la ciudad ha sido la puesta en marcha de una Ruta Beethoven para seguir los pasos del músico. Desde su casa natal en la Bonngasse hasta el Beethovenhalle -sala de conciertos construida a orillas del Rin en 1959-, pasando por la catedral, el Palacio de Lippe, la sala de baile la Redoute o la Münsterplatz, donde se erigió en 1845 la estatua que ahora preside la plaza.

Estatua de Beethoven en Bonn, Alemania | Foto de istockbygettyimages

Desde el punto de vista musical, es también Bonn una de las ciudades que mayor cantidad de conciertos ha organizado para el Beethovenfest en tres diferentes salas: la Ópera, el Beethovenhalle y la Sala New York del World Conference Center, entre otros lugares. Asimismo, Bonn dará un protagonismo especial, a través de diferentes proyectos, a la única ópera compuesta por el músico: Fidelio. Y entre el 5 y el 26 de septiembre, su ciudad natal celebra su vida, su obra y su legado con la programación de todas sus sinfonías en cinco veladas. Son varios los nombres que se dan cita en esta programación sin precedentes para el final del otoño: Anne-Sophie Mutter, Adam Fischer, la Orquesta Beethoven o la Orquesta del Festival de Bayreuth, por ejemplo.

Debido a las restricciones aplicadas en Alemania en 2020 por el COVID-19, la organización ha hecho un comunicado con una nueva programación. Muchas de las actividades se desarrollarán el año que viene y la celebración del Año Beethoven finalizará oficialmente en septiembre de 2021.

Celebramos a Beethoven como el hombre, el músico, el artista

La celebración BTHVN2020 conmemora al hombre, al músico, al artista revolucionario y todas las barreras que superó. Las iniciales BTHVN se refieren a sus diferentes vertientes como hombre: B de Bürger (ciudadano, en el sentido revolucionario), T de Tonkünstler (compositor), H de Humanist (humanista), V de Visionär (visionario) y N de Natur (naturaleza en el sentido filosófico e ilustrado de la palabra). La diversidad de lo que él representó es lo que se ha querido proyectar en la variedad de las actividades del programa. El “objetivo del aniversario es permitir que se pueda experimentar a Beethoven en todas sus facetas y dar acceso al mayor número de personas”, afirma Malte Boecker, director artístico de la organización.

Conmemorar el 250 aniversario del nacimiento de Beethoven implica una celebración de lo más elevado del arte: el músico que, a pesar de su sordera, su desesperación, su soledad y su dolor, pudo, sobre todo, escribir música.

Celia Martínez García

Berlín, Potsdam y Dresden celebran el Año Beethoven | Cultour Incoming

Berlín y Dresden Celebran el Año Beethoven

BLOG > Berlín, Potsdam y Dresden celebran el Año Beethoven | Cultour Incoming

Publicado 04.05.2020 | Celia Martínez

Berlín, Potsdam y Dresden celebran el Año Beethoven | Cultour Incoming Leer

El Año Beethoven se celebra en diferentes ciudades de Alemania

Durante algunos años, parecía que Ludiwg van Beethoven estaba siguiendo los pasos de Mozart, tanto como futuro heredero del trono musical de Viena como desde el punto de vista compositivo. Quizá por ello, y tal y como su padre, Johannes Beethoven, había intentado años atrás, los viajes fueron determinantes en la vida del músico. En 1796, tras visitar Dresden y Leipzig, decidió pasar dos meses muy fructíferos en Berlín, la capital de Prusia.

Beethoven y Federico Guillermo II

La tradición e interés musicales de la monarquía prusiana ya eran conocidos desde los años del Rey Federico el Grande, uno de los máximos representantes de la Aufklärung, la Ilustración Alemana. Sabiendo que este monarca había invitado en varias ocasiones a Johann Sebastian Bach, Mozart trató de hacer lo propio años más tarde con Federico Guillermo II. Sin embargo, a pesar de su interés en la música, este Rey quedó mucho más impresionado con las capacidades de Beethoven al piano. La interpretación del músico tuvo lugar en el verano de 1796, en el Palacio de Mármol de la ciudad de Potsdam, y el monarca le ofreció quedarse en Prusia como músico de corte. Beethoven, sin embargo, que no quería ser lacayo de nadie, rechazó la oferta, convirtiéndose así en el primer artista independiente con libertad suficiente para elegir qué deseaba componer.

Palacio de Mármol en Potsdam, Alemania | Foto de istockbygettyimages

A pesar de la negativa del músico, Potsdam celebra este año el exitoso encuentro de Beethoven con el Rey Federico Guillermo II. A partir de septiembre, la Kulturhaus Babelsberg programa varios conciertos de cámara en los que se interpretarán algunas de sus obras para piano, como la sonata Appassionata.

Beethoven y su verano en Berlín

La estancia de Beethoven en Berlín en los meses de junio y julio de 1796 fue tremendamente fructífera. Además de componer dos sonatas para violonchelo dedicadas al Rey Federico Guillermo II, tocó en la Singakademie de Berlín cuando ésta tenía su sede en la Academia de las Artes. Fue una de las mejores épocas para Beethoven. Contaba con éxito profesional, independencia económica y bastante buena salud, algo no habitual en él.

Desde entonces, Berlín ha concedido una atención especial a la obra de este músico, y parte de la historia de la ciudad no podría entenderse sin lo que ha significado su obra. Referencias a su vida y a su repertorio pueden encontrarse paseando por la ciudad, como en la Staatsoper Unter den Linden, que ha programado dos de las sinfonías más importantes de Beethoven en dos fechas muy señaladas para 2020: el 3 de octubre se interpretará la Séptima Sinfonía de Beethoven como conmemoración de los 30 años de la Reunificación Alemana. Y el día 31 de diciembre, Daniel Barenboim despide el año con la dirección de la Novena Sinfonía de Beethoven.

Paseando por el Berlín de Beethoven

Continuando con el paseo por una de las zonas más monumentales de la ciudad, nos encontramos con la popular plaza Gendarmenmarkt, a pocos metros de la Staatsoper. En su sala de conciertos, conocida como Konzerthaus, había tenido lugar el estreno en Berlín de esta novena sinfonía en 1826. Asimismo, en el concierto de Navidad de 1989, Leonard Bernstein dirigía en esa misma sala la interpretación de esta obra como parte de las celebraciones por la caída del muro. En esta ocasión, una estatua del autor de la Oda a la Alegría, Friedrich von Schiller, presidía ya el centro de la plaza berlinesa que mejor apela a la convivencia y a la fraternidad de los pueblos.

Konzerthaus o sala de conciertos de Berlín, en la Gendarmenmarkt | Foto de Maria Miguel

Beethoven utilizó el texto de Schiller, An die Freude, como la expresión de la alegría que está por encima de los placeres y en el centro de todo: la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. El propio músico llegó a afirmar “No hay nada mejor ni más bello que hacer felices a otros hombres”. Se consideró así en 1985 que este compositor y esta obra eran los más apropiados para crear el himno oficial de la Unión Europea a partir de la adaptación del coro final de la sinfonía que hizo Herbert von Karajan.

El año Beethoven en las principales instituciones musicales

Para quieres quieran conocer el Konzerthaus y disfrutar de una de las obras más destacadas del músico de Bonn, este otoño, la Kammerakademie de Potsdam interpretará en el Konzerthaus la Missa Solemnis bajo la dirección de Marek Janowski. Es sin duda una de las mejores ocasiones para escuchar una pieza cumbre de la música coral de Beethoven en una de las salas de conciertos más impresionantes de la ciudad.
También la Filarmónica de Berlín centrará su programación en la obra de cámara del músico. A partir del 30 de agosto, el Musikfest Berlin programa las 32 sonatas para piano de Beethoven interpretadas durante ocho veladas por Igor Levit en la sala de cámara del imponente edificio de Hans Scharoun.

Filarmónica de Berlín, del arquitecto Hans Scharoun

Además, la ubicación de esta sala merece sin duda un paseo por sus alrededores, tanto el recién renovado Kulturforum, como el antiguo coto de caza de la monarquía, hoy considerado el pulmón de la ciudad. Recorrer el Tiergarten implica encontrarse con monumentos a Johann Wolfgang von Goethe, Richard Wagner y, por supuesto, a los tres maestros del Clasicismo musical. En 1904 se inauguró un monumento dedicado a Ludwig van Beethoven acompañado de dos de sus más importantes referentes musicales en Viena: Wolfgang Amadeus Mozart y Joseph Haydn.

La Novena Sinfonía de Beethoven para despedir el año con la Filarmónica de Dresden

Es Dresden, la capital de Sajonia, la ciudad que programa uno de los conciertos más espectaculares del Año Beethoven. El músico estuvo allí en abril de 1796 y se alojó durante una semana en el Hôtel de Pologne. El Príncipe Elector de Sajonia, amante de la música y de las artes, organizó un concierto para él en el Residenzschloss de Dresden. Desde entonces, y gracias en gran medida a la contribución de Wagner, la obra de Beethoven ha sido regularmente programada en la ciudad. 

También Marek Janowski, en este caso en el Kulturpalast de Dresden, dirigirá la interpretación de la Missa Solemnis en la apertura de la termporada 2020/2021. Y esta misma institución cierra el año 2020 y abre el 2021 con la interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven por parte de la Orquesta Filarmónica de Dresden.

El Kulturpalast de Dresde | Foto de Maria Miguel por móvil

Es una ocasión única para disfrutar de esta obra magna del músico de Bonn así como de todas las obras programadas durante este Año Beethoven. Tanto Berlín, como Potsdam y Dresden quieren recordar al músico que lo cambió todo, al artista independiente, el genio romántico y la encarnación del cambio de siglo. En su caso mejor que en ningún otro, “la música constituye una revelación más alta que ninguna otra filosofía”, como él mismo llegó a afirmar. Gracias por tanto, Ludwig, y feliz cumpleaños.

Celia Martínez García