Berlín, Potsdam y Dresden celebran el Año Beethoven | Cultour Incoming

El Año Beethoven se celebra en diferentes ciudades de Alemania

Durante algunos años, parecía que Ludiwg van Beethoven estaba siguiendo los pasos de Mozart, tanto como futuro heredero del trono musical de Viena como desde el punto de vista compositivo. Quizá por ello, y tal y como su padre, Johannes Beethoven, había intentado años atrás, los viajes fueron determinantes en la vida del músico. En 1796, tras visitar Dresden y Leipzig, decidió pasar dos meses muy fructíferos en Berlín, la capital de Prusia.

Beethoven y Federico Guillermo II

La tradición e interés musicales de la monarquía prusiana ya eran conocidos desde los años del Rey Federico el Grande, uno de los máximos representantes de la Aufklärung, la Ilustración Alemana. Sabiendo que este monarca había invitado en varias ocasiones a Johann Sebastian Bach, Mozart trató de hacer lo propio años más tarde con Federico Guillermo II. Sin embargo, a pesar de su interés en la música, este Rey quedó mucho más impresionado con las capacidades de Beethoven al piano. La interpretación del músico tuvo lugar en el verano de 1796, en el Palacio de Mármol de la ciudad de Potsdam, y el monarca le ofreció quedarse en Prusia como músico de corte. Beethoven, sin embargo, que no quería ser lacayo de nadie, rechazó la oferta, convirtiéndose así en el primer artista independiente con libertad suficiente para elegir qué deseaba componer.

Palacio de Mármol en Potsdam, Alemania | Foto de istockbygettyimages

A pesar de la negativa del músico, Potsdam celebra este año el exitoso encuentro de Beethoven con el Rey Federico Guillermo II. A partir de septiembre, la Kulturhaus Babelsberg programa varios conciertos de cámara en los que se interpretarán algunas de sus obras para piano, como la sonata Appassionata.

Beethoven y su verano en Berlín

La estancia de Beethoven en Berlín en los meses de junio y julio de 1796 fue tremendamente fructífera. Además de componer dos sonatas para violonchelo dedicadas al Rey Federico Guillermo II, tocó en la Singakademie de Berlín cuando ésta tenía su sede en la Academia de las Artes. Fue una de las mejores épocas para Beethoven. Contaba con éxito profesional, independencia económica y bastante buena salud, algo no habitual en él.

Desde entonces, Berlín ha concedido una atención especial a la obra de este músico, y parte de la historia de la ciudad no podría entenderse sin lo que ha significado su obra. Referencias a su vida y a su repertorio pueden encontrarse paseando por la ciudad, como en la Staatsoper Unter den Linden, que ha programado dos de las sinfonías más importantes de Beethoven en dos fechas muy señaladas para 2020: el 3 de octubre se interpretará la Séptima Sinfonía de Beethoven como conmemoración de los 30 años de la Reunificación Alemana. Y el día 31 de diciembre, Daniel Barenboim despide el año con la dirección de la Novena Sinfonía de Beethoven.

Paseando por el Berlín de Beethoven

Continuando con el paseo por una de las zonas más monumentales de la ciudad, nos encontramos con la popular plaza Gendarmenmarkt, a pocos metros de la Staatsoper. En su sala de conciertos, conocida como Konzerthaus, había tenido lugar el estreno en Berlín de esta novena sinfonía en 1826. Asimismo, en el concierto de Navidad de 1989, Leonard Bernstein dirigía en esa misma sala la interpretación de esta obra como parte de las celebraciones por la caída del muro. En esta ocasión, una estatua del autor de la Oda a la Alegría, Friedrich von Schiller, presidía ya el centro de la plaza berlinesa que mejor apela a la convivencia y a la fraternidad de los pueblos.

Konzerthaus o sala de conciertos de Berlín, en la Gendarmenmarkt | Foto de Maria Miguel

Beethoven utilizó el texto de Schiller, An die Freude, como la expresión de la alegría que está por encima de los placeres y en el centro de todo: la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. El propio músico llegó a afirmar “No hay nada mejor ni más bello que hacer felices a otros hombres”. Se consideró así en 1985 que este compositor y esta obra eran los más apropiados para crear el himno oficial de la Unión Europea a partir de la adaptación del coro final de la sinfonía que hizo Herbert von Karajan.

El año Beethoven en las principales instituciones musicales

Para quieres quieran conocer el Konzerthaus y disfrutar de una de las obras más destacadas del músico de Bonn, este otoño, la Kammerakademie de Potsdam interpretará en el Konzerthaus la Missa Solemnis bajo la dirección de Marek Janowski. Es sin duda una de las mejores ocasiones para escuchar una pieza cumbre de la música coral de Beethoven en una de las salas de conciertos más impresionantes de la ciudad.
También la Filarmónica de Berlín centrará su programación en la obra de cámara del músico. A partir del 30 de agosto, el Musikfest Berlin programa las 32 sonatas para piano de Beethoven interpretadas durante ocho veladas por Igor Levit en la sala de cámara del imponente edificio de Hans Scharoun.

Filarmónica de Berlín, del arquitecto Hans Scharoun

Además, la ubicación de esta sala merece sin duda un paseo por sus alrededores, tanto el recién renovado Kulturforum, como el antiguo coto de caza de la monarquía, hoy considerado el pulmón de la ciudad. Recorrer el Tiergarten implica encontrarse con monumentos a Johann Wolfgang von Goethe, Richard Wagner y, por supuesto, a los tres maestros del Clasicismo musical. En 1904 se inauguró un monumento dedicado a Ludwig van Beethoven acompañado de dos de sus más importantes referentes musicales en Viena: Wolfgang Amadeus Mozart y Joseph Haydn.

La Novena Sinfonía de Beethoven para despedir el año con la Filarmónica de Dresden

Es Dresden, la capital de Sajonia, la ciudad que programa uno de los conciertos más espectaculares del Año Beethoven. El músico estuvo allí en abril de 1796 y se alojó durante una semana en el Hôtel de Pologne. El Príncipe Elector de Sajonia, amante de la música y de las artes, organizó un concierto para él en el Residenzschloss de Dresden. Desde entonces, y gracias en gran medida a la contribución de Wagner, la obra de Beethoven ha sido regularmente programada en la ciudad. 

También Marek Janowski, en este caso en el Kulturpalast de Dresden, dirigirá la interpretación de la Missa Solemnis en la apertura de la termporada 2020/2021. Y esta misma institución cierra el año 2020 y abre el 2021 con la interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven por parte de la Orquesta Filarmónica de Dresden.

El Kulturpalast de Dresde | Foto de Maria Miguel por móvil

Es una ocasión única para disfrutar de esta obra magna del músico de Bonn así como de todas las obras programadas durante este Año Beethoven. Tanto Berlín, como Potsdam y Dresden quieren recordar al músico que lo cambió todo, al artista independiente, el genio romántico y la encarnación del cambio de siglo. En su caso mejor que en ningún otro, “la música constituye una revelación más alta que ninguna otra filosofía”, como él mismo llegó a afirmar. Gracias por tanto, Ludwig, y feliz cumpleaños.

Celia Martínez García

Un comentario en “Berlín, Potsdam y Dresden celebran el Año Beethoven | Cultour Incoming

  1. Precioso recorrido por Berlìn de este gran músico.
    Ojalá se puedan llevar a cabo todos estos conciertos

Los comentarios están cerrados.